Para nombrar las rayas blancas que unen dos aceras en una calle  en inglés se utiliza una palabra descriptiva de la función: “crosswalk”, en castellano  el sugerente nombre de “Pasos de Cebra”, estas palabras son una metáfora que de modo intuitivo expresa que cuando conectamos realidades que antes estaban separadas lo inédito, la sorpresa  acontece.  El nombrar estas rayas blancas como “Pasos de Cebra”  contiene como promesa una ciudad donde el sentido de cada una de sus infraestructuras trasciende el uso de utilidad y se convierte en facilitadores de historias ineditas, singulares.

En Madrid la ciudadania ha “pintado” muchos pasos de cebra, ha habido una explosión de movimientos ciudadanos donde se ha buscado cubrir una necesidad básica (comer, vestido, vivienda, educación, ocio) pero se ha hecho de tal modo que han provocado historias en la que muchas personas, han conectado con sus sueños, han crecido en capacidad de actuación y se han conectado más  (familia, amigos/ vecinos)

Y sin embargo la mayor parte de las propuestas institucionales para abordar las necesidades “básicas” de todos los ciudadanos, siguen siendo “crosswalk”, pasos de peatones que satisfacen la necesidad básica pero sin conectarla con la aspiraciones más radicales de la persona a vivir sus sueños, tener autonomía y estar conectado con su familia, amigos y vecinos.

A casi nadie nos gusta esta solución institucional: familias,personas, trabajadores en los centros, familiares….y ya hay iniciativas que exploran como cubrir esas necesidades básicas al mismo tiempo que se aumentan los factores que permiten  una vida plena: conexion con el propósito, autonomia/capacidad de decision, y aumento de las relaciones.

Y para hacer ese cambio estamos explorando el potencial de iniciar este proceso de cambio con microacciones. Hemos identificado que hay 3 variables clave en una interaccion:  personas que participan (sólo personas con el mismo problema o un grupo diverso), contexto (cerrado o abierto) y modelo de relación (jerarquía o de red).  Si se modifica cualquiera de estas variables se pueden incremetar  los factores que permiten una vida plena.  Es decir se satisface una necesidad básica, pero de tal modo que facilita una vida plena de la persona. Se permite que esa persona viva historias singulares que quiere narrar.

Hemos preparado este video narrando el proyecto que hacemos en colaboracion con la Fundación Tuya.

Pasos de Cebra: historias de cuidados en la ciudad

 

 

 

 

 

 

 

Facebook Twitter Email