Innovación COlaborativa con 25 jóvenes de 5 países

La semana del 27 al 31 de Mayo Rafael y yo, facilitamos un Laboratorio de Innovación Social COlaborativa con 25 jóvenes (media 23 años) de Marruecos, Egipto, Italia, Alemania y España, organizado por AIPC-Pandora, entidad que facilita intercambios internacionales entre jóvenes de todo el mundo. El taller duró 5  días:  por la mañana teníamos las sesiones de trabajo en torno a proyectos concretos y dos tardes las dedicamos a “Viajes de exploración” por iniciativas innovadoras en Madrid.

Destacamos del taller

1. La energía de la juventud.  “El mundo está embarazado”

Al inicio del Taller,  mostramos las grandes fracturas que vivimos a nivel persona, organización y sistema y cómo estas fracturas pueden ser síntoma de que algo nuevo está emergiendo, y ¿si…el mundo está embarazado?, hicimos este comentario y …a los pocos minutos nos encontramos con este avatar.

 

 

 

 

 

 

 

2. Viven y piensan con el Paradigma COlaborativo. “El salto de rana”

Todos ellos son nativos digitales, pero más allá del uso de redes sociales, viven la cultura de la COlaboración y la COnexión. Cuando facilitamos talleres con personas que superan los 30 y que,  en muchos casos,  se han educado en la cultura de la individualidad y la competencia , tenemos que hacer explícitos los nuevos valores culturales desde los que se crean los nuevos modelos orgnanizativos . Con estos jóvenes, esta transición ya no es necesaria porque viven esa cultura:  crean desde la abundancia de las personas, se organizan con modelos abiertos, y conectan con con el procomún. Es algo parecido a lo que sucedió en los paises emergentes en el sector de las telecomunicaciones, pasaron directamente al móvil sin las líneas de teléfono fijo: es “el salto de rana”

3. De distintos paises pero con retos compartidos. “Internacionalización por polinización”

En el segundo día del taller, se agruparon en torno a proyectos que ellos mismos proponían: recuperación de espacios abandonados en las ciudades, experiencias internacionales con impacto social para universitarios, empresas en el entorno rural, redes de iniciativas del procomun.

En todos los equipos había personas de varias nacionalidades. Y eso es algo muy relevante porque en cierto modo se elimina la disyuntiva  local/ internacional porque los retos son compartidos por localidades situadas en zonas geográficas dispersas y muy distantes. Lo local, desde el principio, puede ser internacional. El reto es   “empaquetar” y  visibilizar la experiencia  para que pueda inspirar, “polinizar” otros iniciativas similares en otras áreas geográficas. Se trata de trabajar a nivel local hiperconectado con otras iniciativas locales. Es un modo nuevo de internacionalización.

 

4. El valor de los  viajes de expedición. “La movida CO en Madrid”

Dos tardes de la semana, las dedicamos a explorar iniciativas de innovación en Madrid. El Lunes nos enfocamos en Lavapies -el barrio donde celebramos el Taller- nos inspiramos en los paseos de Jane Jacobs.  Nos guió un veterano del barrio y amante de todo lo CO  Xose Ramil. En este primera expedición lo que más les interesó fue  Esta es una plaza y el mercado de San Fernando. El Martes visitamos espacios de CO-creacion cada uno con modelos organizativos muy distintos: Medialab, HUB y Makespace.

Se constata que en Madrid, estamos viviendo algo parecido a  la movida de los 80 pero en torno al movimiento COlaborativo. La crisis esta acelerando nuevas iniciativas.

5. El valor del diálogo intergeneracional

El Martes por la tarde se organizó una visita por espacios históricos de Madrid. Les acompañó Charlette, fundadora de AIPC-Pandora, persona en la decada de los 60. Fue una de las experiencias que más impactó a los jóvenes, porque se explicó la Historia de España de un modo  que conectaba con la Historia de cada uno de sus paises.  Creo que lo que Charlette  aportó fue sentido; con frecuencia vivimos sumergidos en mundos de datos  y necesitamos narradores de historias que los hilen, que desvelen su sentido, su conexion, su belleza.

En este diálogo intergeneracional también nos incluimos Rafael  y yo -los dos estamos en la decada de los 40- somos una generación visagra,  descubrimos apasionados  cómo los procesos/herramientas que practicamos facilitan que crezcan las semillas de futuro que estos jóvenesya están creando.

Más información

Las presentaciones las hemos compartido en slideshare: Seeds of the future, Exploring purpose and mental models, Business Canvas COCrowdfundingCustomer development, Project planning-Karabirrdt

Elena

Facebook Twitter Email

No se puede añadir comentarios.