Impresiones de Berlín: una ciudad en proceso de construcción abierto

Los que me conocen saben que me apasionan las metáforas y las imágenes. En Berlín me resultó fácil encontrar una imagen que “encapsulase” mi experiencia de la ciudad: las tuberías de colores parchís con un diámetro de 40 cm que recorren calles, escalan semáforos, cruzan descampados hasta drenar el agua en el rio  Spree, Havel, Panke o Wuhle. La que aparece en la foto es la primera que nos encontramos  Rafa y yo, nada más bajar del tren en Ostanhhof: nos despertó tanta curiosidad que la seguimos, con las maletas hasta descubrir a donde llevaba.

Las tuberías se ensamblan con grandes tornillos y más allá de unir  tubos parecen unir realidades fragmentadas, heridas aun muy recientes: Berlin Este y Oeste, zonas desoladas con museos y catedrales. Y entre la malla de aspecto industrial,  respiraba la ciudad, respetando el caos natural y delicioso de lo que está emergiendo: junto a edificios de arquitectos emblemáticos se descubrían zonas que conservaban su aspecto salvaje, aún no domesticado: un parque de barrio okupado por un circo familiar, espacios reinventados por distintas tribus como playas urbanas…

El encuentro de Presencing institute (MIT) se celebraba curiosamente en el edificio Radialsystem V, que antiguamente alojaba toda la maquinaria para limpiar el agua de la ciudad. Cuando lo descubrí sonreí porque en cierto modo suponía meterme en las tuberías y participar en la renovación de la ciudad. El congreso  tenía como objetivo activar iniciativas para resolver los grandes retos sociales: sistema salud, educación, banca, desarrollo local… La gran tesis de su fundador Otto Scharmer es que esos grandes retos sólo se pueden resolver cuando a nivel personal,organizativo y como sistema se conecta con el futuro que ya está emergiendo. Es una conexión no sólo intelectual, sino que afecta a toda la persona. Y eso lo experimentamos allí: 350 personas, de los 5 continentes, de todos los sectores clave articulándonos como esas tuberías tan visibles de Berlín.

Elena

Facebook Twitter Email

No se puede añadir comentarios.