• Servicios Sociales basados en la Comunidad

    La mayor parte de los servicios sociales para las personas en mayor riesgo de exclusión están inspirados en los principios de  la producción industrial en serie. Las personas que tienen algún tipo de “anormalidad” se les trata conjuntamente en entornos separados y homogéneos: a las personas sin techo se les agrupa en un albergue, a las personas con discapacidad en un centro especial de empleo, a los mayores en residencias,  a los niños en riesgo en centros de acogida.,,, Y todo este sistema es gestionado por  ONG/empresas especializadas que recibe una subvención/pago  de la administración especializada en ese problema.

    Todo este sistema a mi me parecía perfecto hasta que,  hace un año,  me encontré por primera vez  con mi amigo Martín (le he cambiado nombre),  que vivía,  hasta hace pocos días,  en la calle en un porche muy próximo a mi casa. Un día le pregunté por qué no se iba a un albergue… contesto rápidamente: porque ahí solo hay personas como yo, me controlan horarios de salida y entrada y hay muchas broncas.

    La conversación continuó y me empezó a describir la alternativa que había creado.  Me dió una visión totalmente distinta de mi barrio,  me desveló relaciones, recursos y rostros de personas hasta entonces totalmente invisibles para mi:  guarda la ropa en una arqueta de riego que los jardineros  respetan;  la misma policia le ha llevado mantas en el invierno; cada día el vigilante del parking le deja hacer uso del baño ; los de las oficinas que salen muy tarde, hablan con él y comparten sus batallas, todas las noches vienen personas a verle, el del comercio le ha invitado a su iglesia….. Como quería conocer más sobre las soluciones “institucionales”, le pregunté si podía ir con el a comer a su centro de día. Sin dudarlo me contesto: sí, si ningun problema podemos llevar a amigos. Al entrar percibí toda la extrañeza en el equipo gestor y en sus compañeros de que Martín viniese con una persona que no era del colectivo y sentí también el estigma de entrar en ese espacio, no por la materialidad -las instalaciones eran perfectas, la comida buenísima- sino por lo que significaba estar marcado por una carencia.

    He comprendido que  lo que valora más Martín es tener control de su vida, y  estar conectado con otras personas con quienes comparte intereses y valores. Y lo tiene en tanta estima,  que rechaza cualquier estilo de vida que vaya en contra de esos principios.

    Esos dos principios autonomía y conexion con la comunidad  son  un torpedo en la línea de flotación de la mayor parte de los servicios sociales actuales, porque  estos servicios resuelven el problema material de la vivienda y  de la comida pero con frecuencia a costa de la autonomía personal y de la conexión con la propia familia y   la comunidad. Las personas sin techo tienen la opcion de rechzar esos servicios y dormir en la calle, sin embargo   las personas mayores, con discapacidad extrema o niños en acogida no pueden, viven como proclaman algunos movimientos activistas más extremos: “arresto domiciliario”.

    El comienzo del informe “Sevicios basados en la comunidad” de la Union Europea va en la misma línea y lo expone de modo nítido:

    “Accros the European Union, hundreds of thousands of people with disabilities, mental health problems, older people o abandoned and vulnerable children live in large segregating residential institutions….

    Such institutions were originally created to provide care, food or shelter, but by now evidence has shown that they cannot ensure person-centre services (…) physical separation from communities and family severely limits the capacity and preparedness of  those living or growing up in institutions to participate fully in their community and wider society”

    Lo más fascinante es que ya hay experiencias pioneras para crear alternativas que,  al mismo tiempo que abordan el reto de la vivienda/alimentación/educación/salud hacen crecer en autonomía a la persona y la conectan más con la comunidad. Estas iniciativas vienen de entidades veteranas del mundo asociativo que están innovando (ie. proyecto ENCO de Aleph y Aprocor, Housing First de RAIS) y de movimientos ciudadanos ie: PAH (Plataforma afectados por la hipoteca).  Y en estos 3 casos, que he citado hay personas que están promoviendo en primera línea este trabajo y al mismo tiempo hacen investigaciones académicas que sirven de base para  propuestas de reformas en las políticas públicas. Son personas híbridas: activistas/investigadores/políticos.  (Maria José Alonso Parreño, Fernando Vidal, German Jaraiz, Sarah SCHULMAN…)

    En Medialab Prado, en el marco de un curso de Teoría U (Presencing institute MIT) estamos prototipando un laboratorio de políticas públicas para facilitar la transición hacia un modelo de servicios sociales basados en la Comunidad,

    a) Es un lab es decir un espacio donde se puedan experimentar  y testear politicas públicas en pequeña escala para aprender y tunearlas antes de aplicar esas políticas a una escala más grande.

    b) De políticas públicas: creemos que el estado es el responsable de garantizar el bien común y facilitar que cada uno contribuya a ese propósito común.  La emergencia de la sociedad en red y de proyectos tan emblemáticos como la wikipedia, nos han facilitado una poderosa metáfora de un nuevo orden social, donde en base a nuevos protocolos se busca articular la contribución única de cada persona/comunidad en torno a un propósito compartido. Creemos que la función de las politicas públicas es hacer posible ese entorno de colaboración.

    Continuaremos compartiendo!. Si te interesa me puedes contactar en elena punto acin arroba neelabs.net

     

     

    Facebook Twitter Email

  • Nesta Labs Works 2015: Servicios públicos & empoderamiento ciudadano

    Foto Nesta El pasado 9 de Julio estuve en el encuentro organizado por Nesta de Laboratorios de innovación pública en Londres
    La convocatoria fue un auténtico éxito, más de 300 personas de los 5 continentes. Los ponentes erán los máximos responsables de los distintos laboratorios. Me llamó la atención que entre los ponentes europeos no había ninguno de la Europa del Sur: España, Italia, Portugal y Grecia.

    Los 6 documentos que cito a continuación son los más relevante que he encontrado sobre estos temas, creo que son muy inspiradores y espero que puedan facilitar conversaciones que provoquen la consolidación o aparición de este tipo de iniciativas.

    ​1. i-teams: The teams and funds making innovation happen in goverments around the world by Nesta: incluye 10 recomendaciones para poner en marchar un laboratorio de innovacion pública basado en el estudio de 20 casos (de España selecciona Barcelona Urban Lab que son los que han impulsado el proyecto 22@). El resumen ejecutivo 2 hojas al principio es muy preciso.

    2. Labmatters: challenging the practice of social innovation laboratories by Marlieke Kleboom (Lab Kennisland de Amsterdam). Es un ensayo muy critico con los labs de innovación social. Concentra su crítica en 4 puntos: el solucionismo, la falta de visión política, la dictadura de escalar y la cultura happy+post-it.  Propone un nuevo modo de trabajar que sintetiza también en 10 puntos. El ensayo tiene como punto de partida una reunión  global de Labs que se celebro  en el 2013 Lab2 con  40 personas, de 15 paises y 6 continentes financiada por Hivos.

    3. Rethinking smart cities from the Ground up by Nesta. Es muy crítico con el enfoque tan teki y utopico del discurso actual y propone un enfoque   en las que  el uso de tecnologia y datos se combina con una mayor participación ciudadana. Agrupa lo ejemplos en 4 grupos: collaborative economy, crowdsourcing data, collective intelligence, crowdfunding ycomo conclusión del estudio hace 5 recomendaciones para poner en marcha un piloto de smart city con este nuevo enfoque.

    ​4. ​
    Grounded change: 7 missings links between social policy/Social services and outcomes by ​Sarah Schulman. Es una doer que reflexiona sobre lo que hace..
    ​Una propuesta de reforma de los servicios públicos  situando como protagonista a la persona. I love it!. 

    5. Relational Welfare by Hilary Cottam (fundadora de Principle) ,  una propuesta de rediseño de los servicios sociales empoderando al ciudadano.  “The welfare state is based on an outdated transactional model, and needs to be replaced with something that is shared, collective and relational”. Cuenta un caso práctico muy ilustrativo.

    ​6.
    A vision for public services: ​Documento de la UE de una nueva visión de los servicios públicos con empoderamiento del ciudadano.
    Facebook Twitter Email

  • Aprendizajes para abordar proyectos sistémicos

    Estoy colaborando con la Fundación Tomillo y otras 4 organizaciones sociales: CONAMA, Ecodes, Hazloposible y RAIS, en un proyecto que busca explorar cómo abordar los retos sociales que tenemos hoy con un enfoque más sistémico.

    Como parte del proyecto se está conectando con iniciativas que ya están explorando estos nuevos modos de trabajar. El pasado 26 de Noviembre en el Congreso Nacional de Medioambiente se celebró una mesa redonda con 5 de ellas: Barrios Sostenibles de Fundación Tomillo, Platabandas, Citykitchen, Bemycity del Ayuntamiento de Zaragoza y el Ayuntamiento de Vitoria. ¿Que aprendí?

    1. Prepara el espacio físico para la interacción.
    La posicion “default” del público en las salas de los espacios de convenciones suele ser lineal…para facilitar la interacción entre las personas !rompimos filas! y las dispusimos con formas que permitían a los participantes verse las caras. Algo muy sencillo que facilitó el dialogo posterior.

    2. Importancia de la visualización. Invita a un relator gráfico a tu proyecto.

    En los proyectos sistémicos es clave, entre otras cosas: tener una visión integrada de los distintos elementos que forman parte del sistema, reconocer y apreciar lo que ya hay y, desde ahí, empezar a descubrir nuevas interrelaciones. Para explorarlo, decidimos documentar la sesión de un modo visual. Durante la sesión observé lo que ocurría: las personas que estábamos en la sala alternábamos la mirada entre los ponentes y el mural, al mirar el mural sonreiamos, los rostros se iluminaban y fotografiábamos con el móvil. Una vez terminada la sesión, el mural está siendo una herramienta poderosa para narrar lo que sucedió y compartir el proyecto.

    Antonio Arribas hizo un excelente trabajo. Gracias a Julia del HUB y Antonella Blogia por la recomendación!

    3. Reconocer el valor de la diversidad en los proyectos.
    Me encantó la reflexión de Citykitchen sobre cómo gestionar la diversidad en los proyectos: “El logro de Citykitchen no ha sido trascender esa dicotomía sino superar el antagonismo que tradicionalmente las relaciona. Citykitchen reconoce dos partes que son distintas porque vienen equipadas con conocimientos diferentes (…) reconoce una diversidad de saberes y sensibilidades y modos de estar, pero que está dispuesta a enseñar y aprender, a hablar y también a escuchar pacientemente.” (Adolfo Estalella, Las mesas de CityKitchen, un experimento urbano de mesa).

    4. La importancia del nombre del proyecto.
    Citykitchen
    Para promover la participación en un proyecto es fundamental proponer un reto atractivo, que “queme”, que movilice. Un buen nombre debe provocar todo eso. Creo que Basurama y Zuloark lo han conseguido con el nombre Citykitchen. Con este nombre:

    a) Reconocen la tradición en la que se inspiran (Las mesas de diálogo) porque en la cocina siempre hay una mesa que sirve para preparar los ingredientes, para probar lo que se cocina…

    b) Y al mismo tiempo innovan. El nuevo nombre evoca nuevas cosas que invita aun más a la participación: la cocina es algo cercano, humano, que invita a la experimentación y al compartir.

    c) Al poner en nombre en inglés facilitan que está experiencia sirva de inspiración en entornos internacionales

    !Menos mal que no se les ha ocurrido llamarlas Mesas de dialogo 2.0 o 7.0!.

    5. El futuro ya está emergiendo.
    Smart CSOS
    Con mucha frecuencia en los proyectos de intervención social, se comienza justificando la necesidad del proyecto, narrando todas las desgracias posibles y presentando la intervención -por supuesto liderada por quien ha hecho tan catastrófico análisis- como la salvadora del territorio.

    Este enfoque ha sido bastante común en las ONGs y algunas ONGs europeas, conscientes de que es necesario abordar los retos sociales de otro modo han puesto en marcha la iniciativa Smart CSOS. Como conclusión de sus conversaciones an proponen nuevos modos de intervenir más atentos a las iniciativas que ya están trabajando en el propio entorno, a crear nuevas narrativas donde ya no se habla de beneficiario sino de personas empoderadas que lideren los cambios, búsqueda de nuevos modos de financiación más allá de las grandes inversiones de dinero público….(lo reflejo muy bien Antonio Arribas en el dibujo al inicio de este punto).

    El proyecto Platabandas en la ciudad de Santiago de Chile, liderado por Nestor Ahumada es un claro ejemplo de este nuevo modo de trabajar: están consiguiendo activar toda una ciudad, facilitando que los vecinos se involucren en el desarrollo y mantenimiento de pequeñas zonas verdes/huertos en las aceras de la ciudad. Esta iniciativa ha facilitado un nuevo modo de relacionarse con el espacio público. Se han creado otro tipo de relaciónes entre los vecinos, un capital social sobre el que ya están pensando facilitar otros procesos de participación. Es un proyecto catalizador,  muy en la línea de lo que se está haciendo desde la red de huertos urbanos de Madrid con el impulso de Pablo Llobera.

    6. Enfocarse en las personas, no sólo en las instituciones.
    Las instituciones no son entidades monolíticas con discursos únicos. Es fundamental en estas iniciativas encontrar las personas que vibran con la iniciativa, en algunos casos, incluso con una posición divergente al posicionamiento institucional . Se vió claramente en el caso del Ayuntamiento de Madrid que tiene un discurso institucional dispar en torno al uso de los espacios públicos, por un lado su  explotación comercial desenfrenada y al mismo tiempo desde su área de cultura promueve espacios como Medialab o Intermediae, claros catalizadores de un nuevo modelo de ciudadanía.

    7. ¿Podemos aprender más de los “errores”?
    Tabacalera fue/es? un gran proyecto de experimentación ciudadana…se tuvo que cerrar, se reabrió …echo en falta que se compartan más todos los aprendizajes, parece  ausente de las conversaciones sobre iniciativas de participacion ciudadana de Madrid

    Helena Acín

    Facebook Twitter Email

  • Iconos para la innovación social

    Rafael Argullol en su artículo sobre Siria (El Pais 29 Julio 2012) identifica el exterminio de la memoria y de la capacidad de relato como la clave para destruir una ciudad  “Cuando se habla de la destrucción de las ciudades algo que habitualmente se deja de lado —o se deja para los historiadores del futuro— es la devastación del tejido narrativo que conforma el espíritu de la ciudad. Los exterminadores saben que para herir mortalmente hay que exterminar la memoria y la capacidad de relato”. La gran tesis  es que la memoria y la capacidad de relato es lo que da vida y construye una ciudad, región pais…

    En España hoy dominan  relatos comunes de división y de confrontación y el gran problema es que los retos que tenemos ahora exigen mucha coordinación entre  partes que sólo son conscientes de una historia de división. Trabajo cerca del tribunal supremo, de la audiencia nacional y de la sede del PP y vivo  por tanto, muy de cerca todas las manifestaciones y procesos judiciales. ¿Podemos ir un paso más alla de las manifestaciones y crear propuestas que creen el futuro que todos deseamos?. ¿Como podemos catalizar toda la capacidad y las ganas que tenemos todos de crear un futuro distinto en la educación, en la salud, en la organización de las ciudades, en la calidad de vida de nuestros mayores, en las oportunidades de empleo para los jovenes…?.  Necesitamos activar una memoria cómun y crear nuevas narrativas.  Hoy desde el deporte se están construyendo esos relatos. ¿Por qué salió tanta gente a celebrar la victoria de La Roja ? porque necesitamos iconos que muestren toda la belleza y el bien del que somos capaces como personas, como grupo y como sociedad.

    ¿Y si nos proponemos crear nuevas narrativas e iniciativas  icónicas para  resolver los grandes retos sociales que hoy tenemos?. Es el Marketing 3.0 como el catalizador del futuro que quiere emerger.  (te recomiendo leer este post de Rafa)

    Desde Nomadalab no queremos crear directamente esos iconos sino  promover la creación de la “infraestructura”  necesaria para que las personas que sintonizan con esta visión puedan co-crearlas. No hemos empezado por un espacio físico sino con el diseño de un  “viaje educativo” para que los miembros de la comunidad dominen las metodologías más idoneas para abordar  retos sociales sistémicos, conecten con iniciativas emergentes que ya anticipan este nuevo futuro y co-creen iniciativas viables. En este viaje combinamos la visión sistémica de la Costa Este (Presencing Institute MIT), toda la capacidad de ejecucion de la Costa Oeste (story telling, desing thinking, metodos ágiles) y el liderazgo de anfitrión del Norte de Europa (Art of Hosting) . Lo hemos articulado como un viaje porque las grandes transformaciones personales y sociales se cuentan y son una historia. Este viaje lo ofrecemos por ahora en dos formatos: master en marketing e innovación social (9 meses Octubre 2012-Junio 2013) y 6 talleres en 6 sesiones de 5 horas cada una.

    Nuestra visión facilitar la creacion de iniciativas icónicas enfocadas en los grandes retos sociales.  Tan icónicas que acaben convirtiéndose en la base de nuestra memoria y relatos colectivos.

    Elena

     

    Facebook Twitter Email

  • Impresiones de Berlín: una ciudad en proceso de construcción abierto

    Los que me conocen saben que me apasionan las metáforas y las imágenes. En Berlín me resultó fácil encontrar una imagen que “encapsulase” mi experiencia de la ciudad: las tuberías de colores parchís con un diámetro de 40 cm que recorren calles, escalan semáforos, cruzan descampados hasta drenar el agua en el rio  Spree, Havel, Panke o Wuhle. La que aparece en la foto es la primera que nos encontramos  Rafa y yo, nada más bajar del tren en Ostanhhof: nos despertó tanta curiosidad que la seguimos, con las maletas hasta descubrir a donde llevaba.

    Las tuberías se ensamblan con grandes tornillos y más allá de unir  tubos parecen unir realidades fragmentadas, heridas aun muy recientes: Berlin Este y Oeste, zonas desoladas con museos y catedrales. Y entre la malla de aspecto industrial,  respiraba la ciudad, respetando el caos natural y delicioso de lo que está emergiendo: junto a edificios de arquitectos emblemáticos se descubrían zonas que conservaban su aspecto salvaje, aún no domesticado: un parque de barrio okupado por un circo familiar, espacios reinventados por distintas tribus como playas urbanas…

    El encuentro de Presencing institute (MIT) se celebraba curiosamente en el edificio Radialsystem V, que antiguamente alojaba toda la maquinaria para limpiar el agua de la ciudad. Cuando lo descubrí sonreí porque en cierto modo suponía meterme en las tuberías y participar en la renovación de la ciudad. El congreso  tenía como objetivo activar iniciativas para resolver los grandes retos sociales: sistema salud, educación, banca, desarrollo local… La gran tesis de su fundador Otto Scharmer es que esos grandes retos sólo se pueden resolver cuando a nivel personal,organizativo y como sistema se conecta con el futuro que ya está emergiendo. Es una conexión no sólo intelectual, sino que afecta a toda la persona. Y eso lo experimentamos allí: 350 personas, de los 5 continentes, de todos los sectores clave articulándonos como esas tuberías tan visibles de Berlín.

    Elena

    Facebook Twitter Email